[eiberri.eus] El PNV de Eibar define como desgobierno los 100 días de mandato del PSOE

  • 3
    Compartidos
EAJ-PNV critica que en los primeros 100 días ha imperado el acomodamiento y continuismo
El actual Grupo Municipal ha hecho balance de los 100 días de gobierno

EIBAR.- El grupo municipal Eibarko EAJ-PNV lamenta que los socialistas no hayan sido capaces de presentar un Programa de Gobierno en los primeros 100 días, «periodo en el que ha imperado el
acomodamiento y continuismo sin que, ni si quiera hayan dado señal de ningún proyecto de los planteados en campaña, en definitiva nos encontramos “en una prórroga sin ilusión” del gobierno
del PSOE».

Tras 100 días desde la investidura del candidato del PSOE, el grupo municipal Eibarko EAJ-PNV ha valorado el inicio del mandato como “una prórroga sin ninguna novedad” en la “inacción de gobierno” de los socialistas, donde “la omisión de información, la improvisación y la falta de capacidad de diálogo ha vuelto a forjar su seña de identidad”. Las y los concejales nacionalistas han comparecido ante los medios de comunicación para dar cuenta del estado actual de la política municipal, tras 100 días de “desgobierno”. “Los hombres del PSOE (en referencia a que el gobierno municipal está integrado únicamente por varones) están demasiado vistos, se conforman con ganar elecciones pero, al día siguiente, una vez que recuperan sus sueldos, vuelven a su aletargamiento. Siguen arrastrando formas de trabajar del pasado. Tras 100 días no han presentado Programa de Gobierno, tampoco han presentado las líneas maestras del presupuesto del próximo ejercicio, ni siquiera el calendario para su tramitación. En cambio, siguen sobre la mesa viejos fantasmas como la no concreción de Errebal, un Bidegorri que no arranca y nadie explica cláramente por qué, … Estamos ante un gobierno municipal que es incapaz de diseñar y gestionar un proyecto de ciudad, de apoyarse en la oposición estando en minoría, de compartir información y ser claros”, valoran los jeltzales. “Así, es muy dificil trabajar, y es Eibar y sus habitantes quienes lo pagan” señalan desde la formación jeltzale.

Desde la formación abertzale denuncian además los reiterados incumplimientos de acuerdos por parte del grupo socialista. “Desde 2016 hasta la fecha han ido acumulando incumplimientos, como la gestión del Plan Estratégico, proyectos para impulsar el desarrollo económico de la ciudad, iniciativas importantes para reforzar la cohesión social, así como mejoras urbanas. Acabamos de aprobar la Cuenta General de 2018 con dos tercios de las inversiones sin ejecutar, y la pasividad, lentitud y hermetismo con la que han iniciado el mandato los hombres del PSOE nos hace pensar que dentro de un año el escenario será más de lo mismo: inejecuciones, retrasos, y golpes de timón de última hora tratando de imponer en vez de buscar acuerdos”, denuncian.

El candidato a Alcalde en las últimas elecciones municipales por EAJ-PNV, Josu Mendicute, reconoce que si hubiese accedido a la Alcaldía “no todo habría sido fácil, pero a estas alturas nuestro equipo ya habría presentado el Programa de Gobierno 2019-2023 con las líneas estratégicas e iniciativas a desarrollar durante el mandato. Pero en cambio, el día a día en el Ayuntamiento se basa en la reactividad e improvisación ante problemas que surgen en asuntos en teoría encauzados (Errebal y su indefinición de configuración y contenidos, el bidegorri con puntos negros de seguridad y obras paradas sin aparente motivo) si no empiezan a adoptar posiciones de gobierno, con rigor y seriedad, será difícil que haya entendimiento con el PNV, porque a nosotros nos gusta saber de lo que hablamos”.

Estos asuntos que surgen de improviso, y el hermetismo del PSOE en cuanto a compartir información con el resto de grupos, generan intranquilidad en el grupo EAJ – PNV de Eibar “pues parece que no hay una planificación y control de los asuntos entre manos. Y sin información, es muy complicado tender puentes y ayudar, además de prevenir”. Según el PNV, los socialistas utilizan cualquier excusa para retrasar la gestión de las propuestas, como el abaratamiento de impuestos, mejorar zonas urbanas o poner en marcha proyectos innovadores. “Cada vez que se propone algo dicen que están en ello, pero pasan los años y no hay ninguna novedad, como la Ordenanza de Participación Ciudadana. Cuando se propone algo concreto, por simple que sea, como una modificación en la Ordenanza de Vados, pasan años diciendo que la están estudiando, sin tomar ninguna determinación. La procrastinación es una de las particularidades del PSOE en el Ayuntamiento de Eibar. Están sumergidos en una parálisis por el análisis”.

Responsabilidad del PNV

Frente a la inacción socialista, las y los ediles jeltzales reconocen que lo más fácil “sería paralizar lo poco que hacen”, pero adelantan que su esfuerzo se centrará en “acelerar y reactivar” la actividad municipal para responder a los retos de ciudad y a las necesidades de las y los eibarreses. “Vamos a intentar negociar para rebajar tasas a impuestos y para que el Ayuntamiento acometa una serie de inversiones necesarias para la ciudad. Tenemos un gobierno municipal absolutamente desorientado, que entendemos debe centrar su estrategia en las líneas maestras marcadas por el Plan Estratégico, estamos perdiendo oportunidades por no dedicar los medios y acciones necesarias, y desde nuestro grupo vamos a tratar que cumpla con una serie de mínimos porque cuanto peor hagan las cosas peor será para la ciudad.

No podemos ser partícipes de un gobierno con el que tenemos tan pocas cosas en común, pero sí podemos tratar de condicionar sus decisiones y nos esforzaremos en llegar a los acuerdos necesarios para ello”, adelantan. Consideran además, que es imprescindible y necesario compartir información y sentarse a negociar, y es allí donde creen que aún se usan fórmulas ya caducas” aseveran. No obstante, van a insistir en que el gobierno socialista presente una planificación sencilla y rápida que consideran es mas necesaria que nunca, consistente en un plan de mandato con un calendario del proceso de aprobación del mismo y con una planificación de los ingresos necesarios para cumplirlo. Compromiso político y por supuesto no dar por perdido el año 2019, puesto que existen compromisos adquiridos que EAJ-PNV va a exigir que se cumplan.

“Han bloqueado el Ayuntamiento”

Las y los ediles jeltzales han repasado también el estado de sus diferentes órganos de representación. Jon Pérez es el concejal de tráfico del PNV, y este es su primer mandato como edil. “Todavía no doy crédito que, con los problemas de tráfico que tenemos en la ciudad, desde elecciones no hayamos celebrado ni una sola comisión. Ha pasado el verano sin saber nada, estamos en octubre, y todavía no la han convocado ni para presentarnos”, expresa Pérez, cuyo asombro traslada también a la Comisión de Juventud. “No se ha puesto sobre la mesa ningún plan ni se ha hablado de objetivos. En la Comisión de Medio Ambiente sí existe un Plan, redactado por unos técnicos, pero tenemos que exigir reuniones de seguimiento para su ejecución. Del Patronato de Deportes tampoco sé nada desde que entré. La sensación que tengo es que la parte política del Ayuntamiento funciona mucho peor de lo que imaginaba antes de ser concejal”.

Amaia Albizu también acaba de estrenarse en el cargo de concejal. “Es significativo que no se haya un vertido un solo euro de las peticiones ciudadanas. Piden ideas y acaban en el cajón. No les importa la opinión de la ciudadanía”, considera. “Se ningunea la participación ciudadana por dejadez de los políticos”, sentencia. Albizu, que ha trabajado en varios ayuntamientos, no alcanza a entender la visión que el gobierno municipal del PSOE tiene sobre el presupuesto. “En cualquier institución el presupuesto es una herramienta de gestión anual, y aquí se estira y se dice con orgullo que en octubre el nivel de ejecución del año anterior ronda todavía el 75%. En Bilbao el 31 de diciembre se acerca al 100% y eso sería lo deseable en Eibar”, explica.

El otro concejal que se estrena en el cargo es Alberto de la Hoz, y participa en las comisiones de Obras, Urbanismo y Desarrollo Económico. “Durante estas semanas hemos asistido a omisión de
información, como el caso del bidegorri que nos han ocultado que no existían alegaciones al paso de cebra de la autopista. La información debe fluir, no se puede omitir, es algo que no tiene
justificación. No ha habido un cambio en el estilo de gobierno pese a que en el Pleno Municipal se haya dado ya una nueva mayoría”. De la Hoz ve “falta de definición de unas líneas maestras en
urbanismo, donde los problemas reales de configuración de ciudad deberían abordarse en detalle. Peatonalización de calles, creación de una red de aparcamientos, uso de edificios en desuso… son los retos que las personas esperan que desde el Ayuntamiento se solucionen. Su experiencia en el sector privado le ayuda en la comisión de desarrollo económico. “Veo que las iniciativas son positivas, pero creo que no estamos dimensionando lo suficiente este Departamento teniendo en cuenta su importancia, en un Eibar perdiendo año tras año industria, con una tasa de paro muy alta, y oportunidades presentándose y el esfuerzo que requieren. Todo ello, añade, aderezado con unos horarios de comisiones pensados por y para políticos profesionales, “muy lejos de facilitar la compatibilización de la tarea pública con otra profesión. Las comisiones de urbanismo se celebran de 10 a 12, no es un horario normal para quien tiene que trabajar fuera de Eibar”, denuncia.

La edil de hacienda del PNV, Elena Ibañez, lamenta que, en cuanto al estado financiero del Ayuntamiento, “se cobra en impuestos más de lo previsto, no se ejecutan las inversiones, y como resultado, se engorda el remanente de tesorería. El Ayuntamiento tiene dinero para poder poner en marcha proyectos ilusionantes y, en estos 100 días, no hemos visto nada de eso”.

La coordinadora del grupo municipal, Mertxe Garate, pone de manifiesto las dificultades para sacar los proyectos adelante. “Tenemos acuerdos presupuestarios desde 2016 sin cumplir, es difícil generar un clima de confianza con quien sistemáticamente incumple los compromisos adquiridos, no hay credibilidad. Y a la hora de negociar la interlocución del PSOE no es normalizada, porque consideran que solo sus propuestas son las buenas, no aceptan que tengamos ideas diferentes. Partiendo de ahí, si no se respeta que opinemos diferente, es difícil que podamos entendernos”, señala.

Josu Mendicute, portavoz del grupo, menciona también la Musika Eskola como otro de los órganos que, todavía a fecha de hoy, no han sido convocados, mientras que la Comisión de Servicios se ocupa de asuntos ordinarios de mantenimiento, sin que se tomen decisiones relevantes. “En general, funcionan por inercia y por impulso cuando surgen urgencias, no hay visión de ciudad ni estrategia de gestión, el Ayuntamiento, más allá de la actividad que desempeñan las y los profesionales de la casa, está bloqueado por falta de iniciativa por parte de quien le corresponde liderarlo
políticamente”, señala.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.