[eiberri.eus] Eibar confía en ejecutar en 2021 los proyectos aplazados el año pasado por la pandemia

La bajada de ingresos y la necesidad de redirigir los gastos al sostenimiento de la actividad económica y la protección de las familias eibarresas más vulnerables ha obligado a que el ritmo de ejecución de algunos proyectos se ralentice
Se destinarán 2.000.000 millones para estos proyectos

EIBAR.- El Área de Obras del Ayuntamiento de Eibar cuenta a día de hoy, en cartera y pendientes de ejecutar, con varios proyectos que fueron aplazados en 2020 como consecuencia de la pandemia de la COVID- 19. La intención del gobierno municipal es ponerlos en marcha tan pronto como las circunstancias económicas lo permitan, confiando en poder hacerlo durante este 2021. 

El gran impacto que el virus ha tenido en el presupuesto municipal ha provocado que el ritmo de ejecución de este tipo proyectos se haya reducido considerablemente.

El concejal de obras, Jon Iraola, señala que “mientras que en el presupuesto de 2020, antes de la pandemia, el importe destinado a este tipo de obras ascendía a 3.250.000 euros, la irrupción de la pandemia hizo que su presupuesto se redujera, aproximadamente, hasta 1.000.000 de euros. En 2021, si bien el presupuesto para este tipo de inversiones ha aumentado, apenas alcanzará los 2.000.000 de euros. ”

Uno de estos proyectos es el de los ascensores que mejorarán la accesibilidad de los números 29, 31, 33 y 35 de la calle Jardiñeta, cuya ejecución estaba inicialmente prevista en el presupuesto de 2020. “Este es un proyecto cuyo presupuesto ronda el millón de euros que nos gustaría acometer a la mayor brevedad y cuyos trabajos previos ya hemos puesto en marcha. Confiemos en que, a lo largo de este ejercicio, podamos disponer de los recursos necesarios para afrontarlo. Todo dependerá de la coyuntura económica y social que traiga la pandemia”, señala Iraola.

La idea del gobierno municipal para 2021 sería encontrar financiación para ese proyecto y sumarlo, así, a los que ya están expresamente recogidos en el presupuesto de 2021: El primer ascensor que mejorará la accesibilidad de los barrios de Ubitxa y San Cristóbal (cuya ejecución también estaba prevista para 2020), el bosque jardín de Milaflores o los huertos urbanos del Sakun, todo ello sin olvidar la adecuación interior del edificio de Isasi, junto al frontón Astelena, que acogerá la nueva Andretxea. 

Otros proyectos aplazados en 2020 y que el Área de Obras del Ayuntamiento tiene intención de ejecutar en 2021 son la reforma de los baños del colegio de Urkizu, con un presupuesto aproximado de 150.000 euros, y la construcción de una escalera en las gradas del patio del colegio Arrateko Andra Mari, cuyo presupuesto ronda los 70.000 euros.

Otros proyectos a la espera de ejecución

Además de los ya mencionados, el Área de Obras dispone de otros proyectos en cartera pendientes de ejecución aunque por motivos distintos a los económicos.

Entre estos se encuentra la mejora del paseo entre la calle Mekola, números 6 y 8 y los números 1 a 9 de la calle San Juan. Dicho proyecto tendrá que esperar hasta 2022.

“El motivo de que no se haya ejecutado antes es que el acceso y salida de camiones de la obra de construcción de los ascensores que mejorarán la accesibilidad de las calles Mekola y Arrate Bide así como el parque que se ubicará en la parcela en la que hasta hace poco se encontraba el chalé de Vildósola debe hacerse por dicho Paseo. Por ello, no tenía sentido arreglar esa parte del paseo para que luego se estropeara con el paso de esos camiones”, ha explicado Iraola.

Otro proyecto pendiente es el del futuro ascensor que unirá la calle Torrekua con Berdintasun Pasealekua, a la altura del apeadero del tren de las torres de Amaña. Dicho proyecto, por su afectación al andén del apeadero, está siendo estudiado por el Gobierno Vasco (ETS) a fin de ejecutar la mejor y más adecuada alternativa entre las posibles. “Una vez acordemos con el Gobierno Vasco la mejor solución, buscaremos la financiación necesaria para su ejecución”, ha añadido Iraola.

Más proyectos en elaboración

Además de todo lo anterior, el Ayuntamiento trabaja en este momento en la redacción de más proyectos de mejora de la ciudad.

Entre estos se encuentra el proyecto de mejora de la accesibilidad de la calle Ziriako Aguirre, el de mejora del entorno de los números 21 y 23 de la calle Barrena, un nuevo aparcamiento en Legarre, la reurbanización de la calle Julián Etxeberria y la reordenación del parque del ambulatorio para un mejor aprovechamiento del espacio existente. A estos hay que añadir el proyecto de ascensores que mejorarán la accesibilidad de Mekola y Arrate Bide, a la vez que ha encargado un estudio de alternativas para la mejora de la accesibilidad del barrio de Sautxi y otro estudio para la mejora de la circulación en el Polígono de Azitain.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.