Ei! Berriak

Eibar acometerá la limpieza y retirada extraordinaria de pintadas y grafitis en 84 fachadas

El coste de los trabajos de esta nueva campaña, ya iniciados esta semana y que se prolongarán durante tres meses y medio, se eleva a 81.000 euros

Durante las últimas semanas se han limpiado pintadas y grafitis en fachadas de titularidad  municipal. FOTO: Archivo

EIBAR| El Ayuntamiento de Eibar acometerá la limpieza y retirada extraordinaria de pintadas y grafitis en 84 fachadas de edificios particulares de distintos puntos de la ciudad, después de que el pasado mes de septiembre finalizase el plazo para que los/as eibarreses/as presentaran las solicitudes para ello. Unas labores que se han iniciado ya esta semana y que se prolongarán durante tres meses y medio.

El coste estimado para llevar a cabo estos trabajos es de 81.000 euros, que se desglosan en los 66.000 euros correspondientes al presupuesto para la contratación del personal que acometerá los trabajos, y los 15.000 euros de gasto estimado en materiales como pintura, EPI para las personas operarias, rodillos, brochas, decapantes o maquinaria.

Previamente, y dentro asimismo de este programa municipal, durante las últimas semanas se ha procedido a la retirada de pintadas y grafitis en fachadas de edificios de titularidad municipal.

Las campañas de retirada de pintadas en fachadas de edificios particulares se vienen desarrollando en Eibar, a iniciativa del Ayuntamiento, desde hace varios años, con una muy buena acogida por parte de las comunidades de vecinos. Para ello, el Ayuntamiento realiza anualmente una convocatoria para que las comunidades vecinales interesadas formalicen sus solicitudes.

Tras recibir la solicitud, el Ayuntamiento revisa la pintada o grafiti, y teniendo en cuenta las características de la fachada (material, nivel de protección, etc.) decide actuar o no. Así, es preciso señalar que, en el caso de no ser posible eliminar la pintada con los medios habituales, se realizan trabajos de cobertura con pintura.

En palabras del alcalde, Jon Iraola, “la presencia en las paredes de pintadas dan una sensación de suciedad y dejadez, por lo que cada año hacemos un esfuerzo económico muy importante para que las fachadas, paredes y muros, tanto públicos como privados, ofrezcan una mejor imagen”.

No obstante- advierte el alcalde- este trabajo exhaustivo de limpieza debe ir de la mano del civismo, por lo que seguimos muy de cerca a las personas que realizan los grafitis y les aplicamos las sanciones correspondientes a fin de evitar, en todo lo posible, estas prácticas en nuestra ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.