Ei! Berriak

La Mancomunidad valora positivamente las sesiones de educación ambiental impartidas en Debabarrena

Con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente, 5 de junio, la Mancomunidad ha impartido diversas sesiones de educación ambiental en los centros escolares de Eibar, Elgoibar y Mutriku, con una buena acogida

Los centros que quieran recibir sesiones de educación ambiental en el nuevo curso pueden escribir a ingurumena@debabarrena.eus

DEBABARRENA| Durante el mes de junio se han impartido sesiones de educación ambiental en centros escolares de Eibar, Elgoibar y Mutriku, con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente, con el objetivo de transmitir a las nuevas generaciones los hábitos de reciclaje adecuados y difundir el conocimiento sobre la gestión de los residuos. Las sesiones de educación ambiental han tenido una buena acogida y la Mancomunidad ha valorado positivamente la implicación del alumnado: “el objetivo es acercar la Mancomunidad a las nuevas generaciones a través de este tipo de acciones para seguir dando a conocer cuáles son los hábitos adecuados de reciclaje. Queremos agradecer a los centros escolares y al alumnado su actitud, ya que se han mostrado en todo momento dispuestos a escuchar y aprender y hemos tenido la oportunidad de responder a sus dudas”, señalan desde la Mancomunidad.

Resolviendo dudas del alumnado

Las y los alumnos han expresado tres principales preocupaciones en las sesiones. Por un lado, se les ha explicado cómo reciclar y clasificar cada tipo de residuo y se les han aclarado las dudas que les han surgido.

Además, en varias ocasiones han preguntado si, en el proceso de la recogida de residuos, los residuos que están separados en los contenedores se mezclan en el camión. La Mancomunidad les ha indicado que cada camión recoge un tipo de residuo para garantizar que los residuos se recogen por separado.

Por último, el alumnado ha preguntado varias veces lo siguiente: “¿para qué separar los residuos si después todos van al mismo lugar?”. Desde la Mancomunidad se les ha explicado que a cada tipo de residuo se le da el tratamiento necesario, por lo que no todos van al “mismo lugar”. En concreto, los biorresiduos se llevan a la planta de Epele de Bergara para hacer compost, o al complejo medioambiental de Zubieta aprovechar lo que se pueda en las instalaciones de tratamiento mecánico-biológico. El papel y cartón, se destina a la empresa Saica de Amorebieta, los envases ligeros son gestionados por el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa en sus instalaciones de Legazpia, y el vidrio lo gestiona la entidad Ecovidrio. Por último, la fracción resto se traslada al centro medioambiental de Zubieta para tratarlo en instalaciones de valorización energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.