[eiberri.eus] «No ha sido posible, hoy se desactivará la búsqueda en Zaldibar»

El lehendakari se reunió ayer con la familia de Beltrán para adelantarles que los trabajos «han tocado a su fin»
Tapia: «Nunca se volverá a abrir ese vertedero»
Tapia y Erkoreka en la comparencia de esta mañana en el Parlamento vasco

ZALDIBAR.- El Gobierno Vasco ha finalizado a la búsqueda de los restos de Joaquín Beltrán en el vertedero de Zaldibar.

El vicelehendakari Josu Erkoreka ha informado esta mañana que ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, mantuvo un encuentro con la familia para señalarles que las labores de búsqueda «han tocado a su fin» sin haber podido buscar a Beltrán. «No ha sido posible, hoy se desactivará el operativo de búsqueda en el vertedero de Zaldibar para encontrar a las dos personas. Con éxito en el caso de Alberto Sololuze , cuyos restos se encontraron el pasado mes de agosto, pero no con Beltrán». Erkoreka ha añadido que la búsqueda se ha llevado a cabo «con una planificación y una metodología, cuidando las zonas». Se han cribado más de 400.000 metros cúbicos de residuos, donde han trabajado decenas de personas que «han puesto lo mejor para bscar el cuerpo de Joaquín».

Tapia ha insistido en que «nunca se volverá a abrir ese vertedero» y durante dos o tres meses seguirán trabajando para sellar la ladera. Unos trabajos que ascienden a 21 millones de euros y que el Gobierno vasco reclamará a la empresa Verter Recycling.

Más de 15 meses

Los trabajos del Gobierno vasco se han realizado se forma subsidiaria, ha resaltado Tapia esta mañana. «Entramos con tres labores, rescatar a los trabajadores, trabajar en la estabilización de la ladera y minimizando el impacto medio ambiental, Sin escatimar los recursos, con más de 120 trabajadores, doblando incluso los turnos», ha añadido Tapia. También ha señalado que los trabajos continuarán en estabilizar el vertedero.

El derrumbe tuvo lugar hace más de 15 meses, concretamente el pasado 6 de febrero de 2020. Desdee entonces se establecieron cuatro zonas para buscar a los dos trabajadores que quedaron sepultados, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán. El cuerpo de Sololuze fue hallado el 16 de agosto de 2020, pero los restos de Beltrán sigue sin aparecer 15 meses después de la tragedia.

Lss esperanzas estaban puestas en la última zona. El Gobierno vasco anunció a finales de abril la búsqueda en este espacio, la zona del lavadero, donde pudo haberse acercado Joaquín Beltrán al intentar avisar a Alberto Sololuze, y en la zona donde se encontraba el vehículo de Joaquín Beltrán con las llaves puestas y el motor en marcha cuando fue arrastrado en el derrumbe a una distancia de unos 100 metros ladera abajo.

Argumentos técnicos

Los trabajos de rastrillado y excavación se iniciaron desde las zonas más bajas del desprendimiento principal al barrio Eitzaga y el desbordamiento hacia la autopista, y se prolongaron hasta la zona inmediatamente superior a la ubicación de Joaquín Beltrán pocos segundos antes del derrumbe. En la parte inferior de esa área, ubicada en el dique principal del vertedero, es donde se localizó su vehículo, encontrado a unos 100 metros de distancia con las llaves en el contacto en posición de arranque.

Los técnicos del operativo creen que la energía mecánica del desprendimiento principal, en cuyo eje central se encontraba el trabajador desaparecido, así como la propia acción de los procesos químicos del vertedero, han podido imposibilitar la identificación de cualquier resto.

  • Destacan la forma en la que el hormigón de uno de los muros de la cuneta perimetral ha desaparecido y recuerdan las distintas condiciones de los objetos y materiales ubicados en la zona en la que fue encontrado el cuerpo de Alberto Sololuze. También el estado en el que aparecieron algunos vehículos aparcados originalmente en la base del dique.
  • Según miembros del operativo, los cambios que sufren los objetos o materiales dependen de forma importante de su contacto con el lixiviado. En el caso de las materias orgánicas, los cambios dependen de si éstas se ubican en zonas de alta degradación biológica o zonas con compuestos que atenúan o anulan la acción biológica.

Las tareas previstas para las próximas semanas tendrán como objetivo soportar y estabilizar el conjunto de la masa del vertedero en cuya base se ha realizado el corte que ha permitido ejecutar las últimas fases de búsqueda.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.