[eiberri.eus] Denuncian que una comunidad de culto en Eibar lleva 8 años gratis en un local municipal

  • 178
    Compartidos
Mendicute exige a De los Toyos que de explicaciones
EAJ pide explicaciones del local de Jardineta 30

EIBAR.- El grupo municipal del PNV destapó el pasado lunes, en el Pleno Municipal celebrado por la actual Corporación, que un acuerdo entre el Alcalde en funciones (PSOE) y una comunidad de culto ha permitido que ésta última haya tenido gratuitamente un local para su actividad religiosa durante 8 años. Esta información fue confirmada por el Alcalde en funciones, Miguel de los Toyos, que reconoció que se trata de una cesión “en precario”.

El portavoz del grupo municipal Eibarko EAJ-PNV, Josu Mendicute Rodríguez, exigió al Alcalde en funciones que dé explicaciones públicas sobre estos hechos, toda vez que “esta información en ningún momento se había compartido con la Corporación, ni siquiera con la documentación del Inventario”. Asimismo, instó al candidato socialista a “contar a toda la ciudadanía cuáles son los compromisos electorales que desde sus funciones de Alcalde ha asumido ante la comunidad usuaria de dicho centro de culto, porque es algo que la gente tiene derecho a saber”. Mendicute considera “un escándalo” que una confesión religiosa cuente para su uso y disfrute con un local municipal de forma gratuita y cedida de forma “absolutamente arbitraria”.

El alcaldable nacionalista defiende la libertad de culto y la laicidad de los poderes públicos, pero considera “incomprensible” que el Ayuntamiento de Eibar haga favoritismos a una religión en particular, y sin embargo, se niegue por ejemplo a adecentar la Parroquia de San Andrés, edificio del Siglo XVI. catalogado como Bien de Interés Cultural con figura de protección de Monumento, o a participar en la reparación del órgano de esta misma parroquia, que data de 1922. “EAJ-PNV presentó una enmienda para colaborar en la reparación del órgano y desde el PSOE, despreciando su valor histórico, nos dijeron que eso lo pagara la Iglesia Católica. Si realmente esa es su opinión, deberían de explicar por qué una comunidad de culto sí puede contar con recursos públicos para su actividad”.

La comunidad de culto del barrio de Jardiñeta llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Eibar en 2011, por el cual se procedía a una operación de permuta: la comunidad musulmana pasaría a una planta industrial de Imesa, mientras que Imesa se hacía con un bajo de vivienda en el que se encontraba la dicha comunidad. Sin embargo, pasados ocho años desde la operación de permuta, continúa con su actividad en el local que ya no es suyo, sino del Ayuntamiento. “¿Para qué se hizo la operación de permuta, si pasados ocho años siguen en el mismo sitio?”, pregunta Mendicute.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.