Ei! Berriak

Concluyen los trabajos para disminuir el ruido entre las estaciones Ardantza y Amaña

El objetivo es disminuir el impacto del ruido en el tramo ferroviario entre el Ayuntamiento y el Hospital de Eibar

Las actuaciones han contado con un presupuesto total de 549.000 euros.

EIBAR| Eusko Tranbide Sarea ha concluido la instalación de pantallas acústicas, cerramientos, mini-barreras centrales y revestimientos con paneles absorbentes en los muros ya existentes  entre las estaciones de Ardantza y Amaña, una petición demandada por el Ayuntamiento y a la que se le ha dado respuesta.

La medida se adoptó a raíz de las peticiones realizadas desde el Ayuntamiento de Eibar a Eusko Tranbide Sarea por las molestias que genera el ruido del ferrocarril en el tramo comprendido entre Ardantza, trasera del Ayuntamiento, paseo de San Andrés y Egogain. En respuesta a la solicitud realizada desde Alcaldía, el Gobierno Vasco encargó un estudio del impacto acústico del paso del tren por la localidad, ampliando la zona afectada hasta la calle Torrekua a la altura del Hospital de Eibar para alcanzar aproximadamente un kilómetro de trazado ferroviario.

Debido a la complejidad de la afección acústica en Eibar se realizó  un detallado e innovador Estudio de Impacto Acústico para estudiar la problemática y definir las actuaciones adecuadas para el cumplimiento de los Objetivos de Calidad Acústica de la normativa. Dicho Estudio se adjudicó mediante un concurso público por un presupuesto de 87.400,00 €.

El objetivo perseguido por ETS ha sido reducir el impacto del ruido provocado por el tren para cumplir con la normativa vigente en materia acústica y a su vez, intentar reducir las molestias en todo el trayecto. Desde ETS, han reconocido la dificultad de poner soluciones en este caso al tratarse de la línea Bilbao-Donostia, que data del siglo XIX y es anterior a las edificaciones de residencia de las zonas de estudio. Pero “también consideramos que se debe resaltar la importancia de la inversión económica realizada por parte del ente público administrador de la infraestructura ferroviaria, Euskal Trenbide Sarea, así como el trabajo coordinado con el Ayuntamiento de Eibar para que todas estas actuaciones repercutan en una mejora de la calidad acústica de los habitantes de la zona.”

Asimismo ETS ha reconocido que la eliminación del ruido no es completamente posible pero lo reduce de tal manera que hace que el ruido existente en esa zona cumpla los límites legales tanto de día como de noche. A día de hoy no es posible eliminar por completo todo el ruido con las mejores técnicas disponibles y con el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad vial.

Cabe recordar que hace unos meses se instalaron cinco aparatos de medición de ruido y vibraciones, que recogieron datos en jornadas que incluyeron fines de semana para intentar que el ruido del tráfico no distorsionara los resultados del producido por el paso de los trenes. De los resultados obtenidos, se concluyó que los objetivos de calidad acústica no se cumplían en varios puntos, por lo que se precisaba la adopción de medidas correctoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime