Ei! Berriak

Retiran más de 3.000 kilos de residuos del río Ego y de las regatas de Eibar

Se actuó en julio sobre los tramos descubiertos del río y en las regatas de Txonta, Aiaga, Asua Erreka y Gorosta 

La limpieza se llevó a cabo el pasado mes de julio FOTO: Maite Costela

EIBAR | El Ayuntamiento local llevó a cabo, el pasado mes de junio, una campaña para la limpieza del río Ego a su paso por la ciudad, así como de las regatas que confluyen con el río. Fruto de esta actuación, que contó con la subvención del departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación de Gipuzkoa, se recogieron y retiraron 3.005 kilos de residuos. De todos ellos, 2.300 kilos correspondían a residuos de la rechazo, y los otros 705 kilos eran de otro tipo de residuos, que fueron depositados en el Garbigune de Eibar, para lo que se contó con la colaboración de la Mancomunidad de Debabarrena. Los materiales que fueron retirados en este último apartado fueron, principalmente, ruedas, madera, chatarra y otros, gestionándolos a través de un gestor autorizado.

La actuación de limpieza se llevó a cabo en tres tramos del río, en una extensión de 2.400 metros: Otaola-Torrekua (420 metros), Barrena-Murrategi-Azitain (490 metros) y Apalategi-Maltzaga (1.010 metros), así como en las regatas de Txonta (220 metros), Aiaga-Murrategi (95 metros), Asua Erreka (65 metros) y Gorosta-polígono de Azitain (100 metros).

En este sentido, es preciso señalar que la mayor parte de los residuos se recogieron en los tramos de Apalategi-Maltzaga (junto al bidegorri), con 1.300 kilos, y Barrena-Murrategi (1.150 kilos).

La recogida de basuras se efectuó de forma manual, con especial cuidado para no afectar a la vegetación, a la fauna ni al entorno, entendiéndose por basura cualquier material sólido antropogénico, manufacturado o procesado que deliberadamente o accidentalmente ha terminado en el medio fluvial, como por ejemplo plásticos, textiles, neumáticos o metales.

Desde el inicio del área urbana de Ermua hasta su desembocadura en Maltzaga, el río Ego se encuentra totalmente modificado, discurriendo cubierto en parte de su recorrido, o encauzado con muros verticales, lo cual se deriva en la degradación de las riberas. Y lo mismo ocurre con los cursos bajos de los arroyos que desembocan en el Ego, y que atraviesan cubiertos el núcleo urbano de Eibar.

Además de la problemática existente con la red de saneamiento, que es la causa de la contaminación orgánica del río Ego, existe un problema de acumulación de basura dispersa en diversos tramos del río, donde se acumulan residuos plásticos y textiles que son arrastrados por el río y se enredan entre ramas y la vegetación.

Aguas arriba, los tramos donde el río está encauzado con muros de hormigón o escolleras, especialmente a su paso por el centro urbano de Eibar, no presentan mayores problemas de acumulación de basura dispersa, ya que los residuos no se quedan tan retenidos. Sin embargo, sí se ha considerado importante revisar y limpiar también ciertos tramos encauzados. Igualmente, se han detectado ciertos puntos en los tramos descubiertos del río que presentan algunos residuos más pesados (ruedas, chatarras, maderas, plásticos rígidos), además de plásticos y envases ligeros.

Mediante esta actuación, el Ayuntamiento contribuye a reducir la cantidad de residuos que llegan al medio marino, lo que actualmente supone un problema global que va en aumento y requiere la toma de medidas. Se estima que el 80% de estos residuos que llegan al mar proviene de la tierra, en gran medida por una falta de concienciación que genera un vertido incontrolado de los residuos que terminan en los ríos, alcanzando finalmente los mares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime