Ei! Berriak

Las obras del ascensor que unirá Ubitxa con San Cristóbal finalizarán en julio

Las obras se centran ahora en la construcción de la torre donde se colocará la cabina y se instalará la maquinaria necesaria para su funcionamiento

Imagen de la infografía del segundo ascensor de Ubitxa

EIBAR | Los trabajos del segundo ascensor público que unirá la calle Ubitxa con el barrio de San Cristóbal estarán finalizados, según las previsiones, para el próximo mes de julio. Concluidas las labores previas de creación de la infraestructura, la empresa adjudicataria de los trabajos está llevando a cabo la construcción de la pasarela y la torre en la que posteriormente se ubicarán la cabina y la maquinaria del elevador.

Este segundo ascensor entre Ubitxa y San Cristóbal tiene un coste de 936.000 euros y está siendo construido por la empresa Obras Especiales Edificación e Infraestructuras SAU. El arranque se sitúa en las inmediaciones del edificio número 4 de Ubitxa y a escasa distancia del final de la pasarela superior del primer ascensor, salvando un desnivel de cerca de diez metros.

El ascensor, a partir del punto de embarque, dispondrá de tres salidas: una para llegar a los números 6 de Ubitxa y 21 de San Cristóbal; otro para los portales 19 de San Cristóbal y 4 exterior de Ubitxa; y un tercero, mediante una pasarela, a la acera de la zona más alta de San Cristóbal.

Este elevador completa el plan de mejora de la accesibilidad entre las dos calles, que incluía la construcción del primer ascensor, en funcionamiento desde el pasado mes de febrero, que parte desde la calle Ubitxa número 2 con dos embarques que enlazan mediante una pasarela con el segundo, ahora en construcción.

Este primer ascensor tuvo un coste de 670.000 euros, que incluyeron la construcción e instalación del nuevo elevador (590.000 euros) y los trabajos que tuvieron que ejecutarse en el entorno (80.000 euros).

 Así pues, el coste final de los dos elevadores alcanza los más de 1,6 millones de euros. 

Con todo, cabe señalar que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana resolvió el pasado mes de febrero subvencionar con alrededor de 1.250.000 euros la construcción de estos ascensores dentro del Programa de Ayudas a municipios para la Implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano. Este programa, financiado con fondos Next Generation EU, se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia puesto en marcha por el Gobierno central.

En palabras del alcalde, Jon Iraola, “Eibar, dada su orografía, es una ciudad en la que garantizar y mejorar los accesos a todas las calles y barrios es un reto importante. Por eso, con el objetivo de continuar dando pasos hacia un Eibar más cómodo y agradable, cada año, contemplamos inversiones importantes para la ejecución de infraestructuras que mejoren la accesibilidad.”

Así, Iraola añade que “la inversión realizada en estos cuatro años de mandato es un reflejo claro de nuestra apuesta por actuar en la mejora de accesibilidad de las calles y barrios que más lo precisan en cada momento.”.

3,7 millones de euros para en ascensores desde el 2019

Desde que se iniciara el actual mandato municipal, en mayo del año 2019, el Ayuntamiento de Eibar ha destinado más de 3,7 millones de euros en el plan de mejora de la accesibilidad en las calles y barrios de Eibar mediante la construcción de ascensores públicos. En esta cantidad se incluyen tanto los ascensores construidos en estos cuatro años como los que están en fase de ejecución y la inversión realizada para la redacción de proyectos que posibilitarán la construcción de otros.

En concreto, en 2020 se puso en funcionamiento el ascensor entre la calle Txonta y la Avenida de Galicia, con una inversión de 330.000 euros. Esta actuación ha permitido mejorar la accesibilidad a la parte alta del barrio, creando un acceso directo que une Txonta con el Paseo de Galicia. Además, contribuye a que los vecinos y vecinas de las viviendas sitas entre los números 44 y 52 de Txonta puedan conseguir, mediante las obras que está ejecutando cada comunidad de propietarios, importantes mejoras en la accesibilidad de sus viviendas.

Por otra parte, las obras de ejecución del primero de los ascensores que unirá Mekola con Arrate Bide fueron adjudicadas el pasado mes de febrero a la empresa Altuna y Uria S.A. en la cantidad de 1.642.547 euros. Previamente, la redacción del proyecto tuvo un coste de 23.000 euros. Según las previsiones, los trabajos para construir este nuevo ascensor se iniciarán en el mes de junio.

Este primer ascensor partirá desde la zona del Paseo de la Igualdad y llegará hasta la calle Mekola. La obra incluye la excavación y preparación del terreno sobre el que se situará la base del ascensor, en el solar del antiguo chalet de Vildósola.

El arranque de este elevador se encontrará en una zona de parque resultante de la excavación, que quedará unida al paseo peatonal y a la misma cota. Este ascensor salvará una altura de 11 metros y dispondrá de una parada intermedia para dar servicio a la zona de las viviendas nº 6, 7 y 8 de Mekola. El desembarco será junto al camino que llega a Mekola desde Ardantza.

El proyecto de mejora de accesibilidad de Mekola se completará con la construcción de un segundo ascensor que llegará hasta Arrate Bide (carretera de Arrate) y que se situará junto a la nueva urbanización de viviendas que está actualmente en fase de construcción. Un proyecto que se está ultimando y para el que el Ayuntamiento ya ha iniciado el proceso de licitación.

Finalmente, el Ayuntamiento adjudicó el pasado mes de marzo la redacción del proyecto de ejecución del nuevo ascensor que unirá la zona de la calle Barakaldo con el futuro paseo peatonal que se construirá sobre las vías del tren entre Estaziño y Azitain. La redacción del proyecto fue adjudicada el pasado mes de marzo a la empresa Eptisa-Cinsa Ingeniería y Calidad en la cantidad de 50.215 euros y un plazo de realización del proyecto de doce semanas, por lo que estará finalizado en breve.

Este ascensor se situará a la altura de la calle Barakaldo número 29, al comienzo del solar del edificio de Hijos de Gabilondo, actualmente de propiedad municipal, y salvará una altura de 18 metros desde su arranque hasta desembocar en el futuro paseo peatonal. El objetivo del Ayuntamiento con este proyecto es mejorar la conexión entre la calle Barakaldo y la cobertura de las vías y el tren. Además, se aprovechará para urbanizar la entrada del ascensor en la calle Barakaldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime