Ei! Berriak

[eiberri.eus] Markel Olano visita Engranajes Grindel de Elgoibar en su 50 aniversario

El diputado ha señalado que su apuesta es la de una Gipuzkoa con una industria puntera y humana
Markel Olano ha destacado la importancia de la participación de las personas trabajadoras

ELGOIBAR.- El diputado general Markel Olano visitaba ayer las instalaciones de Engranajes Grindel, ubicada en Elgoibar, empresa de máquina herramienta especializada en la fabricación de engranajes cilíndricos y ejes estriados de alta precisión que ha celebrado sus 50 años desde su apertura. Grindel es una sociedad laboral en la que la mayoría del capital social es propiedad de los y las trabajadoras. Factura el 70% en el mercado exterior y tiene una presencia consolidada en más de 15 países.  Olano ha destacado en la visita que la participación de los y las trabajadoras en las empresas “es una seña de identidad de nuestro territorio, fundamental para afrontar los retos económicos y sociales de este nuevo tiempo, que contribuye decisivamente a la fortaleza, el arraigo y la competitividad de nuestro tejido económico”.

El diputado general ha podido conocer los proyectos y perspectivas de futuro de la empresa de la mano del director gerente Iñaki Solabarrieta, en el transcurso de una visita en la que también han participado la directora gerente de ASLE Jone Nolte, el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Jabier Larrañaga, y la alcaldesa de Elgoibar Ane Beitia, coincidiendo con el 50. aniversario de la ubicación de Grindel en el municipio.

Olano ha destacado que “nuestra apuesta es la de una Gipuzkoa con una industria puntera tecnológicamente y humana, con empresas en las que la persona es la protagonista, comprometidas con el entorno y con vocación de futuro. Con proyectos, en definitiva, sostenibles social, económica y medioambientalmente. La experiencia nos está demostrando que las empresas participativas son más resilientes y afrontan mejor crisis como la que estamos viviendo”.

Según el diputado general, apostar por modelos de organización y gestión empresarial basados en la participación “repercute positivamente en el día a día de las empresas, en la calidad del empleo y las condiciones de trabajo, pero también en su futuro, porque involucra a las personas en la transformación y la innovación de los proyectos, fortalece su dimensión colectiva más allá de la rentabilidad inmediata, y porque es una herramienta para garantizar también el relevo generacional y el arraigo en Gipuzkoa”. “El éxito de una empresa –ha añadido-, tal y como lo entendemos, va mucho más allá de la cuenta anual de beneficios”. Ha citado como ejemplo a Grindel: “Aquí, los trabajadores y trabajadoras disteis un paso adelante hace unos años, en un momento de incertidumbre. Creísteis en un futuro en común, en la empresa como proyecto colectivo, y seguís apostando por ello, reinvirtiendo en tecnología. El camino no habrá estado exento de dificultades, pero seguro que está mereciendo la pena”, ha señalado.

Por su parte, el responsable de la firma elgoibartarra, Iñaki Solabarrieta, ha agradecido la visita, resaltando que el apoyo institucional “refuerza el conocimiento de las necesidades y expectativas de las empresas del territorio, para así enfocar mejor las políticas públicas. Precisamente, el apoyo de la Diputación Foral, a través de las medidas desarrolladas desde sus departamentos de Promoción Económica y Hacienda, han sido claves para apuntalar el relevo societario, afianzar su modelo de gobernanza y desarrollar su competitividad”.

La directora gerente de ASLE, Jone Nolte, ha subrayado la relevancia de Grindel   como “un ejemplo de Sociedad Laboral vanguardista, innovadora y competitiva, pero ante todo, una empresa que a través del relevo societario efectuado con la incorporación mayoritaria al capital social de sus personas trabajadoras y del Fondo de Capital Riesgo Lanpar, ha posibilitado el mantenimiento del centro de decisión y enraizamiento en Gipuzkoa, favoreciendo un mayor e igualitario desarrollo local, con las personas protagonistas de su futuro”.

Por último, la alcaldesa de Elgoibar Ane Beitia, ha destacado que “tener una empresa puntera como Grindel en Elgoibar desde hace más de 50 años, empresa local que exporta a todo el mundo, con un capital humano muy importante, ejemplo del asociacionismo, involucrada y agente activo en crear empleo de calidad y dar oportunidades a la comarca y a Gipuzkoa, es ejemplo del buen hacer de la industria vasca y elgoibartarra. Quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a todas y todos los trabajadores su trabajo y compromiso. Elgoibar es la ciudad de la máquina herramienta. Es nuestra historia; nuestra forma de vida; nuestro motor del bienestar de las y los elgoibartarras. Es nuestra línea estratégica más importante, el desarrollo generalizado de Elgoibar, especialmente en su vertiente económica, siempre situando como eje central la garantía de la calidad de vida de la ciudadanía. Apostamos por ayudar a nuestras empresas locales, para mantener la actividad y el empleo, y atraer nuevas actividades ofreciendo un ecosistema atractivo para las empresas en el municipio. La máquina herramienta y la industria son nuestra apuesta de futuro”.

Una plantilla de 75 personas y una facturación en torno a 9 millones de euros anuales

En 1993, en medio de la crisis que se vivió en aquellos años, los trabajadores y trabajadoras de Engranajes Grindel se hicieron cargo de la actividad en la empresa y se creó la sociedad laboral, manteniendo desde entonces esta forma societaria. En 2016, y ante una oferta firme de adquisición del 100% del capital social por parte de un tercero, y con más de la mitad del capital social dispuesto a vender, se inició un proceso con el fin de asegurar la capacidad de decisión de los socios trabajadores, el arraigo, y la continuidad de la empresa como sociedad laboral. Este proceso, con el apoyo de ASLE y de la Diputación, derivó en un acuerdo por el cual 33 personas trabajadoras compraron acciones, garantizando la mayoría en la propiedad.

Durante los últimos 5 años, la empresa ha experimentado un crecimiento notable, debido principalmente al mercado exterior, y pasando de exportar el 40% a exportar el 70%. Sus productos tienen aplicaciones en transmisiones mecánicas para todo tipo de vehículos especiales, bombas y compresores, separadores de líquidos, robótica y máquina herramienta. Se ha consolidado como proveedor de confianza de multinacionales y fabricantes de referencia en estos ámbitos, y si bien su principal mercado es el europeo, trabaja también con clientes de EEUU, China o India. En los últimos años ha desplegado un ambicioso plan de inversiones para disponer de maquinaria de última generación, lo que ha redundado en una importante mejora tanto en calidad como en productividad. Con una plantilla de 75 personas, factura en torno a 9 millones de euros anuales.

1.159 personas trabajadoras, entre ellas las de Grindel, han accedido en cuatro años a la propiedad de 232 empresas en Gipuzkoa, ayudadas por los incentivos fiscales que recoge la norma foral aprobada por la Hacienda foral en 2016 para fomentar la participación. La política fiscal es parte de la estrategia integral que viene desplegando la Diputación, y que incluye también ayudas económicas. Así, la Diputación destinará próximamente 1,2 millones al impulso de la participación de las personas trabajadoras y 400.000 a la sucesión de los proyectos empresariales. Cabe citar también la herramienta financiera impulsada junto a Elkargi en 2016, que contempla este ámbito, o la colaboración con agentes de referencia como ASLE para el asesoramiento y la formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.