Ei! Berriak

[eiberri.eus] La Ertzaintza interviene en un botellón en Deba

A la llegada policial, han arrojado alguna botella contra las patrullas
Han intervenido en diferentes botellones

DEBA.- En la madrugada de hoy domingo, la Ertzaintza, ante las quejas vecinales por las molestias generadas debido a la presencia de multitud de personas o botellones en la vía pública, ha tenido que intervenir en diferentes puntos de la comunidad, a destacar algunos desórdenes registrados en Donostia, Bilbao, Deba y Urretxu, donde se estaban incumpliendo las medidas sanitarias contra la pandemia del coronavirus.

Por orden cronológico, sobre las 01,50 horas, recursos de la Ertzaintza se han dirigido hacia el paseo Urbitarte de la capital donostiarra, tras recibir quejas vecinales por ruidos y música generados por grupos de personas en el lugar. Tras informar mediante megafonía de que no estaban cumpliendo la normativa sanitaria para paliar la pandemia de la Covid-19, algunas personas han reaccionado con el lanzamiento de botellas y objetos contra los recursos policiales, que han tenido que realizar una carga para disolver dichos desórdenes, quedando la situación controlada.

Pasados unos minutos de las dos de la madrugada, se ha recogido el aviso de la presencia de un importante número de personas realizando, al parecer, un botellón en la zona de Ipeñarrieta en Urretxu. Nada más llegar las dotaciones de protección ciudadana de la Ertzaintza, las personas allí concentradas se han dispersado. Dos de ellas han sido identificadas y propuestas para sanción por beber en la calle. Un vehículo policial ha recibido el impacto de una piedra.

En Bilbao, hacia las dos y media, también se han desplazado patrullas de la Ertzaintza y la Policía Local por la estancia de grupos de personas en la plaza Levante. En un primer momento, han sido avisados por megafonía de que su actitud era contraria a las normas dictadas contra la pandemia del coronavirus. Acto seguido, algunas de ellas han lanzado botellas y objetos contra los efectivos policiales por lo que se ha utilizado material antidisturbios. A partir de ahí, se han ido disolviendo sin registrarse más incidentes destacables.

Por último, alrededor de las tres de la madrugada, comunicantes han alertado a la Ertzaintza de un posible botellón y música alta por la zona de la Alameda y aledaños en el término de Deba, causando molestias que les impedían el descanso.  A la llegada policial, han arrojado alguna botella contra las patrullas. Una vez posicionados en el lugar, las personas allí presentes se han marchado paulatinamente, recobrándose la normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.