Ei! Berriak

[eiberri.eus] ETS licita un estudio de impacto acústico del tren a su paso por Eibar

Con esta actuación se da respuesta a la solicitud cursada por el alcalde el pasado mes de mayo para que se mitiguen los ruidos que origina el ferrocarril
Tendrá un presupuesto de 139.150 euros

EIBAR.- Euskal Trenbide Sarea (ETS), organismo adscrito al Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno vasco, ha sacado a licitación la realización de un estudio de impacto acústico de la línea ferroviaria Bilbao-San Sebastián a su paso por Eibar, con el objetivo de adoptar posteriormente las medidas necesarias para reducir en lo posible el ruido que genera el tren.

La decisión del Gobierno Vasco llega apenas unas semanas después de que el alcalde, Jon Iraola, se reuniera con ETS expresando su preocupación y la de los vecinos de la zona por el problema generado por los ruidos del ferrocarril en el tramo comprendido entre Ardantza, trasera del Ayuntamiento, paseo de San Andrés y Ego Gain y solicitando una actuación que permita resolver la situación.

Según la comunicación remitida al Ayuntamiento, Euskal Trenbide Sarea ha sacado a licitación, con un presupuesto de 139.150 euros (IVA incluido), la realización de dicho estudio, cantidad dividida en dos anualidades, una de 102.850 euros en el presente ejercicio 2021 y la otra, con el resto del presupuesto, para el año 2022.

El tramo objeto del estudio y sobre el que posteriormente se actuará comprende aproximadamente un kilómetro de trazado ferroviario, y amplía de forma importante el trayecto sobre el que el Ayuntamiento proponía actuar, extendiéndolo desde la estación de Ardantza hasta la calle Torrekua, a la altura del Hospital de Eibar.

El ámbito del estudio se dividirá en cuatro zonas. La primera comprende los 200 metros que van desde el túnel de Ardantza y atraviesa la estación semicubierta hasta llegar a la zona del trazado del ferrocarril a cielo abierto en el paseo de San Andrés. La segunda, de unos cien metros, es la que discurre a cielo abierto por el paseo de San Andrés, junto a las casas de Legarre. 

La tercera zona objeto del estudio son los doscientos metros bajo el paseo cubierto desde Legarre hasta Torrekua (frente a la trasera de las casas de Ego Gain). Y la cuarta es la que va junto a Torrekua, también bajo el paseo cubierto, hasta llegar frente al entorno del Hospital de Eibar, con un trazado de aproximadamente 250 metros.

Tras la concreción de las afecciones acústicas a lo largo de este kilómetro de vías, se estudiará, diseñará y definirán las actuaciones a realizar para reducir dichas afecciones. La primera parte de trabajo consistirá en la toma de medidas de ruido en las zonas del estudio. Concluida la toma de mediciones, se realizará el estudio de impacto acústico. Y a continuación, se plantearán las medidas necesarias para reducir el ruido.

Después de que el Gobierno vasco haya comunicado al Ayuntamiento esta decisión, el alcalde Eibar, Jon Iraola, ha expresado su satisfacción al haber sido atendida su demanda y ha asegurado que “la solución al problema de los ruidos por el paso del ferrocarril está cada vez más cerca” y que, de esta forma, “se da respuesta a las reiteradas quejas de los vecinos y vecinas que, desde hace años, vienen reclamando una solución”.

Iraola se reunió a mediados del pasado mes de mayo con responsables de Euskal Trenbide Sarea para plantearles estas peticiones, y ya entonces pudo comprobar “la buena disposición del Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco, dirigido por Iñaki Arriola, y su actitud receptiva para dar respuesta a esta preocupación del vecindario”. “Ahora llegan los primeros frutos de esa gestión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.