[eiberri.eus] Ermua acogerá este año el ‘Tuper solidario’ para el proyecto Lesbos de Zaporeak

  • 79
    Compartidos
Este año a los cocineros promotores de Ermua y Eibar se han sumado las localidades de Elgoibar y de Mallabia
Proyecto Lesbos

DEBABARRENA.- Debabarrena afrontará el próximo 17 de abril una nueva edición del reto solidario para recoger alimentos y colaborar con la ONG ‘Zaporeak’ en su labor humanitaria de ayuda a personas refugiadas que huyen de la guerra y se concentra en Lesbos (Grecia). La iniciativa busca recoger una importante cantidad de alimentos para enviar esos víveres a Lesbos. Este año a los cocineros promotores de Ermua y Eibar se han sumado las localidades de Elgoibar y de Mallabia.

El hostelero Jesús González, la restauradora Mireia Alonso, la comerciante Maite Gorrotxategi, entre otros, acompañados por más propulsores presentaron en Ermua los detalles de la edición que contó con la presencia de los/as alcaldes de Eibar, Elgoibar, Mallabia y Ermua, como anfitrión.

Ermua acogerá este año la actividad ‘Tuper solidario’ el sábado 17 de abril en el que se ofrecerán raciones de comida al módico precio de 5 euros, en la plaza Cardenal Orbe. La recogida está prevista esa semana previa, en la jornada del 12 al 17 de abril.

Jesús González recordó el inicio de la iniciativa y su primera edición hace 3 años cuando le llamó Mireia para retarle “a ver si era capaz de recoger más kilos de arroz que ella de lentejas”. Mireia contó la procedencia de la asociación ‘Zaporeak’, que “nació en la Escuela de Cocina de Intxaurrondo, y que en principio surgió para ayudar a Etiopía. Y que los cocineros no sabemos hacer otra cosa que cocinar”. El primer año se la iniciativa se unió a la Korrika, el pasado año al partido Eibar-Athletic. Recordó que hay mucha gente trabajando desde hace más de 30 años y con el apoyo de muchas empresas, grandes, menos grande y pequeñas. Finalmente, el cocinero Iñaki Alfageme, jefe de cocina del ‘Hesperia’ de Bilbao, que ofreció un testimonio personal tras estar en Lesbos. Lo definió como una experiencia personal “muy enriquecedora, pero que es una experiencia que te permite ver cosas que mejor sería que no existieran. Los campos de refugiados están llenos de niños/as y cuando uno de 4 años te sonríe porque le das un plátano es indescriptible. En los campos no tienen acceso a los alimentos más básicos como la leche y la fruta”.

Imagen de la presentación del reto solidario

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.