Ei! Berriak

[eiberri.eus] El LABI teme rebrotes y llama a la prudencia ante el fin de semana del 15 de agosto

Considera que la situación no ha mejorado lo suficente como para plantear una modificacióin de las medidas del 22 de julio

EUSKADI.- El LABI ha decidido mantener las restricciones del pasado 22 de julio. Consideran que el descenso en las tasas de incidencia no es todavía suficiente y la situación con respecto a la ocupación hospitalaria y de camas UCI no mejora todavía lo necesario. Además temen que el riesgo de incremento de las interacciones sociales de riesgo en este periodo sigue siendo alto y es preciso mantener todas las precauciones.

Desde la evaluación que esta Comisión realizó el pasado 5 de agosto, los indicadores y la evolución epidemiológica confirman el cambio de tendencia en cuanto a la Tasa de Incidencia Acumulada. No obstante, esta mejoría no se observa todavía en otros indicadores que en esta onda adquieren importancia como son la ocupación hospitalaria y de camas UCI.

Explican desde el LABI quer los datos de situación epidemiológica que dieron lugar a las medidas establecidas en el decreto de 22 de julio no han mejorado todavía lo suficiente como para plantear en este momento su modificación, en función de las características del periodo en el que nos hallamos. Aquellas medidas se adoptaron con una Tasa de Incidencia Acumulada en 14 días de 682/100.000 y con 48 camas UCI ocupadas. Hoy, 12 de agosto, estamos en una tasa de 603/100.000 y tenemos ocupadas 64 camas UCI. «En este momento, hemos de considerar, además, los riesgos añadidos que plantea la mayor contagiosidad de la variante Delta, responsable de más del 90% de las infecciones por SARS-CoV-2 que actualmente se producen en Euskadi», añaden

Temen que según la experiencia acumulada en las últimas semanas, que este próximo fin de semana y días siguientes, coincidiendo con el 15-16 de agosto y posteriores, se celebrarían en un gran número de localidades de Euskadi sus fiestas patronales. En la mayor parte de los casos no habrá programa de fiestas (no debería programarse nada que provocare concentraciones de personas en número y manera no controlados y con riesgo de no cumplir con las medidas preventivas); pero es de temer que serán, previsiblemente, ocasión de un incremento de encuentros e interacciones sociales de riesgo. Consideran que tanto este fin de semana como durante el calendario de fiestas suspendidas del resto del verano, «corremos el riesgo de rebrotes, similares a los que se produjeron con motivo de las celebraciones de los sanjuanes, o del fin de curso y de los exámenes de selectividad. Rebrotes que, tal y como ya hemos comenzado a sentir, podrían modificar la actual tendencia a la baja en los distintos indicadores; rebrotes que se traducirían, no podemos olvidarlo, en infecciones, enfermedad, hospitalizaciones, ingresos UCI y fallecimientos».

Por ello instan a todas las instituciones representadas en el Consejo Asesor del LABI a que hagan, de manera general y cada una en su ámbito de responsabilidad, un llamamiento a la ciudadanía a extremar todas las cautelas en el contexto del calendario propio de este fin de semana y del resto del mes de agosto para evitar nuevo rebrotes y retrocesos. En concreto, cuando hablamos de extremar las cautelas, nos estamos refiriendo a actitudes sencillas pero fundamentales como las siguientes:

Asimismo debe  mantenerse la tensión, el compromiso y la responsabilidad principalmente en el uso de mascarilla, el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y la evitación de cualquier tipo de aglomeración de personas, tanto en interiores como en exteriores. Asimismo, la autolimitación en la movilidad nocturna como necesario es, también, recordar que está prohibido el consumo de alcohol en la calle.

Consideran fundamental, así mismo, que la ciudadanía siga participando con la mayor celeridad posible en el proceso de vacunación; y, del mismo modo, tiene una importancia crucial la colaboración de la ciudadanía con la tarea de las personas de los equipos de rastreo y el cumplimiento estricto de aislamientos y cuarentenas.

En definitiva y a modo de conclusión, el mensaje en vísperas del fin de semana del 15 de agosto y del resto del verano no puede ser de relajación, sino de llamamiento a la responsabilidad y a la prudencia.

La Comisión Científico-Técnica del LABI continúa haciendo un seguimiento diario de la evolución epidemiológica. Complementariamente, mantiene sesiones de trabajo cada semana durante el mes de agosto para valorar y evaluar la pertinencia de mantener o modificar las medidas en vigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.