[eiberri.eus] Aprender a reciclar durante el confinamiento en Ermua

  • 86
    Compartidos
Una familia ermuarra idea el juego Recicla con diversión durante el confinamiento
Hodei y Sara han aprendido a reciclar de una forma divertida

ERMUA. -A pesar de que desde hace una semana los más pequeños pueden salir a la calle y disfrutar de una hora al aire libre aún deben de luchar con muchas horas de encierro en los hogares que hay que ocupar y entretener.

Y es que el confinamiento ha hecho que tengamos que rehacer rutinas. La alternativa que propone la familia ermuarra Rivas García además de asegurar el entretenimiento, permitirá que los más pequeños puedan seguir aprendiendo a través del juego Recicla con diversión. Una rana verde, un elefante azul, una jirafa amarilla, un mono marrón y un hipopótamo gris son los cinco protagonistas del ingenioso juego creado por Vanesa García y sus hijos Hodei y Sara y que permitirá aprender a reciclar de una forma divertida, intuitiva y creativa. Cada uno de estos animales representa a los cinco contenedores de tal forma que la rana verde será el contenedor para el vidrio, el elefante azul para el cartón y el papel, la jirafa amarilla guardará los envases, plásticos y latas, el mono marrón se quedará con los restos de comida y el hipopótamo gris será para aquellos residuos que no se pueden reciclar.

Vanesa García, técnico de medio ambiente, y su hijo Hodei de 7 años iban a ser los encargados de realizar la próxima colaboración de padres del colegio San Pelayo Ikastetxea, donde cada alumno de primero y segundo de primaria con la ayuda de sus padres propone diversas iniciativas sobre alguna temática. “Con esto del confinamiento, Hodei no iba a poder llevar a cabo su colaboración y entonces se nos ocurrió hacerlo en casa y grabar un vídeo explicativo a modo de resumen”, explica Vanesa.

Botellas de agua y goma eva

Para poder crear este juego han utilizado cinco botellas de agua, goma eva de distintos colores para dar vida a los animales, fieltro para cubrir la apertura de la botella para que no corte, pegamento o una pistola termofusible y recortables impresos sobre los diferentes residuos que han coloreado y plastificado. Después llegará el momento de jugar y de aprender a depositar distintos tipos de residuos en la boca de cada animal correspondiente en menos de cuatro minutos. Tener el mayor número de aciertos es el objetivo para ganar el juego y para aprender a reciclar.

Vanesa explica que con este juego “entre cortar, pintar, pegar” los niños han estado muy entusiasmados y entretenidos. “Siempre he pensado que como mejor se aprende es haciendo algo divertido y que atraiga a los niños. En un primer momento pensé que podíamos hacerlo con cajas de cartón, pero quería que fuera llamativo y como los animales les suelen llamar mucho la atención decidimos reflejar los cinco contenedores con animales”, comenta

Poco a poco se irán alargando los paseos y se irá recuperando la normalidad, pero hasta entonces esta familia ermuarra invita a seguir jugando y aprendiendo a reciclar desde los hogares.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.