Ei! Berriak

Avanzan las obras de sellado del vertedero de Urruzuno

Esta semana se ha iniciado el proceso de colocación de los geosintéticos para mejorar las características del suelo

El presidente de la Mancomunidad, Iosu Arraiz, ha visitado las obras esta semana
DEBABARRENA.- En julio comenzaron las obras de sellado definitivo del vertedero de Urruzuno. Iosu Arraiz, presidente de la Mancomunidad, ha explicado que, “las obras avanzan por buen camino, con todas las medidas de control pertinentes. Si el proceso sigue su curso como hasta ahora, se prevé que las obras de sellado terminen antes de fin de año. Cada vez estamos más cerca de poner fin a la era de los vertederos de residuos urbanos de Debabarrena y eso es una noticia que celebrar. Desde la Mancomunidad seguiremos trabajando por la sostenibilidad, dando facilidades para que toda la ciudadanía de una segunda vida a los residuos, sin necesidad de vertederos.”
Con el sellado de esta zona, se recuperará el entorno plantando vegetación, y el vertedero quedará clausurado y recuperado en su totalidad, ya que la zona 1 ya se clausuró en 2013. Arraiz ha reiterado que “esto supone un gran paso adelante para nuestra comarca, para avanzar hacia modelos más sostenibles y para fomentar el cuidado del medioambiente.”
SEGÚN LO PREVISTO.-  A principios de año se llevaron a cabo los preparativos previos al inicio de la obra y, al comenzar la obra en julio, primero se realizaron los trabajos de desbroce y eliminación de toda la vegetación existente sobre el antiguo vertedero y labores de reperfilamiento de los taludes para evitar pendientes importantes en la nueva conformación.
Las obras están en fase de impermeabilización y, esta semana se ha iniciado el proceso de colocación de los geosintéticos para mejorar las características del suelo, tras haber ejecutado el conformado previo de las superficies, así como los drenajes de gases y las obras de fábrica correspondientes que permiten albergar la secuencia de sellado prevista en el proyecto. Las capas geosintéticas cubrirán 21.600 metros cuadrados.
El objetivo de la fase de impermeabilización es evitar que el agua de lluvias se filtre entre los residuos y se generen lixiviados que contaminen el arroyo Aranbeltz y, en consecuencia, posteriormente en río Deba.
Tras el de sellado, se procederá a colocar el suelo de cobertura y después se plantará la vegetación, y se instalará la red de drenaje de aguas pluviales, cumpliendo con las previsiones de la Autorización Ambiental Integrada otorgada por el Gobierno Vaco para la clausura y recuperación ambiental del vertedero.
Una vez sellado el vertedero, se iniciará el proyecto complementario, que ocupará 2.386 metros cuadrados. El proyecto consistirá en la construcción de una solera de hormigón para utilizar el lugar como almacén de materiales de la Mancomunidad, donde los camiones y las furgonetas puedan desenvolverse con comodidad y poder realizar las labores de logística necesarias.
La obra la está realizando la UTE formada entre Viuda de Sainz y Urdinberri, la dirección de obra la empresa Hirigintza y el control de geosintéticos  la Universidad de Cantabría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.