[eiberri.eus] La conexión de Erdikokale a la plaza Cardenal Orbe para finales de mayo

El miércoles quedó abierto el espacio tras desmontarse el muro lateral que hacía de cierre
Avanzan las obras en Ermua para conectar ambos espacios

ERMUA.- La empresa vizcaína ‘Fhimasa’ ha iniciado la obra que posibilitará regenerar urbanísticamente el casco urbano mediante la construcción de una nueva vía de conexión entre Erdikokale y la plaza Cardenal Orbe. La empresa adjudicataria del contrato inició la obra hace dos semanas; afrontando primero el acta de replanteo del 18 al 24 de enero y delimitando después la zona de trabajo con balizas y spray de color fosforito. El miércoles marcó un hito al desmontar el muro lateral del frontis que impedía tanto el paso como la vista entre los dos espacios. La zona ha quedado despejada; diáfana y permite que podamos previsualizar el trazado ese nuevo corredor, que incrementará la accesibilidad. Esa vía peatonal, la urbanización de la zona y del entorno del antiguo espacio de ‘Aldapakua’ tendrá un coste 127.339 euros. Tiene previsto un plazo de ejecución de 4 meses, por lo que se prevé concluido para final de mayo.

Esa nueva vía de paso se materializará mediante un dintel o abertura de aproximadamente tres metros de alto y de ancho. Para poder materializarlo se ha retirado todo el muro piedra y evitar así el riesgo por caída de las piezas de mampostería. Ese muro es el que daba continuidad al frontis y que lucía la placa en recuerdo del pelotari local Félix Izagirre, que también ha sido retirada y guardada. La urbanización proyectada abarcará una superficie aproximada de 244 metros cuadrados. Por Erdikokale contaremos con una rampa, unas escaleras y una zona de estancia con bancos, papeleras y flores. Esta actuación está contemplada en el Plan General de Ordenación Urbana (PGO) en vigor y el proyecto incluye la renovación de las escaleras para subir a Goienkale.

Esta es la tercera y última fase de este proyecto. Se inicio en agosto del 2020 con el derribo de la vieja construcción que albergaba la primera zapatería de Aramburu y el estanco de Menéndez. Siguió con la intervención en ‘Aldapakua’. Ahora se afrontan la comunicación de paso, la urbanización y regeneración del espacio.

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.