[eiberri.eus] El PNV de Eibar propone un plan de rescate para la hostelería

Ocupar hasta 237 aparcamientos para instalar terrazas, plan de compensación de aparcamientos y 500.000 euros para inversiones de adaptación del sector son algunas de las líneas de actuación de los jeltzales
Josu Mendicute Rodriguez

EIBAR.- Rescatar la hostelería, ofreciendo condiciones seguras para trabajar al aire libre. Es el objetivo que se ha marcado el PNV para la reapertura de los bares en Eibar. A tal fin, ha presentado un “Plan para la Gestión del Espacio Público y Adaptación de la Hostelería”, una propuesta que trata de garantizar el distanciamiento físico entre personas en las calles, así como en las terrazas, que si la propuesta prospera, podrán instalarse ocupando aparcamientos, como en el resto de ciudades. 

Para ello, el PNV ha estudiado caso a caso las posibilidades de cada uno de los bares de Eibar. 66 bares de diferentes puntos de la ciudad podrían acogerse a la posibilidad de retirar aparcamientos para instalar terrazas, mientras otros 37 bares podrían instalar terrazas aprovechando otros espacios públicos. “Desde el punto de vista de contagios por Covid-19, la terraza es el espacio más seguro de los bares. Por eso, queremos apoyar a los bares y restaurantes para que puedan trabajar al aire libre, es la mejor forma que tenemos para contribuir al mantenimiento del sector preservando la salud”, exponen. La propuesta de reducción de estas plazas viene compensada por un ambicioso plan de aparcamientos, con medidas a corto, medio y largo plazo. 

Junto a ello, desde el PNV abogan por una fuerte subvención que permita al sector hostelero hacer las inversiones necesarias para adaptarse a esta nueva realidad. “Los que tienen posibilidad de poner terraza, queremos ayudarles en ello. Y creemos que debemos hacer un esfuerzo especial con aquellos que no tienen terraza, apoyándoles en el delivery y take-away y en adaptaciones para que los locales sean espacios más seguros como son la mejora de los sistemas de ventilación y purificación del aire. “Se trata de ayudar a la hostelería a trabajar en nuevas circunstancias, de preservar la salud de las personas y salvar la actividad económica y el empleo”, expone el portavoz jeltzale en el consistorio armero, Josu Mendicute Rodriguez. 

El Plan de Gestión del Espacio Público se basa en cinco criterios básicos: reducción de sobreanchos de calzada, reducción de aparcamientos cuando las aceras sean inferiores a 2 metros, ampliación de peatonalizaciones, declaración de zonas de coexistencia y posibilitar la ocupación de aparcamientos por terrazas. 

Más peatonalizaciones 

La propuesta tiene una incidencia directa en la hostelería, ya que en caso de aprobarse en el Ayuntamiento, «servirá para que la hostelería eibarresa pueda trabajar de forma más segura», por lo que el objetivo último es el de preservar la salud pública minimizando los riesgos de contagios. “No es sólo que queramos ayudar a la hostelería, es que tenemos la obligación de tomar las medidas necesarias para poder hacer vida social con cierta normalidad pero reduciendo al máximo las posibilidades de contagios”, explican. Por ello, la propuesta del grupo nacionalista prevé ensanchar aceras, reduciendo el sobreancho de calzada existente en diferentes puntos de la ciudad como Julian Etxeberria o Errebal. 

Desde el PNV apuestan también por la peatonalización integral de Toribio Etxeberria. Para ello, proponen habilitar para carga y descarga los extremos superior e inferior de la calle, así como el callejón que une Toribio Etxeberria con San Juan. “Con estos tres puntos quedarían resueltas las actividades de carga y descarga de comercios y bares. Estamos abiertos a otras propuestas pero creemos que ha llegado la hora de peatonalizar definitivamente esta calle”, argumentan. En cuanto a Calbetón, desde el PNV son partidarios de adelantar la peatonalización de los fines de semana, cerrando la calle desde el viernes.   

Plan de aparcamientos 

En caso de que los 66 bares con opción a instalar terraza en aparcamientos lo hicieran, el impacto total ascendería a 237 plazas de aparcamiento retiradas. La formación jeltzale ha querido adelantarse a los acontecimientos proponiendo un plan de compensación. La primera medida es la apertura de aparcamientos de superficies comerciales, que supondría una dotación de más de 1.000 plazas. La inminente apertura de Errebal supondrá 193 aparcamientos más. Y, asimismo, han presentado una batería de propuestas para habilitar aparcamientos perimetrales. Las más importantes estaban comprometidas ya en el acuerdo presupuestario PNV-PSE para 2020, pero no se han ejecutado, aunque el PNV había pedido en mayo su aceleración para que estuvieran listos ante una previsible segunda ola en octubre. Las propuestas principales son 70 plazas en Ubitxa, 70 en Jardiñeta, 40 en Amaña, 100 en Ibargain y 50 en Barrena, además de garajes en Asua Erreka y Miguel de Aginaga. “Proponemos retirar aparcamientos para terrazas y peatonalizaciones pero no a costa de reducir el número de aparcamientos, sino reubicándolos y creando más aparcamientos en esos nuevos puntos de manera que todo el mundo tenga aparcamiento a 5 minutos de su casa. Ahorraremos tiempo en aparcar y ayudaremos a salvar la hostelería”, explican. 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.