Ei! Berriak

Eibar adjudica el derribo parcial del edificio «Hijos de Gabilondo S.L»

El importe ha sido de 209.753,50 euros y el plazo de ejecución del contrato será de 10 semanas

Los trabajos durararán en torno a diez semanas

EIBAR | El Ayuntamiento de Eibar ha adjudicado la obra del derribo parcial del edificio de “Hijos de Gabilondo” a la empresa Tximistxharri por 209.753,50 euros, empresa que obtuvo la mayor puntuación entre las distintas empresas presentadas al concurso público.

Los 209.753 euros se suman a los 7,5 millones de euros aproximadamente que costará el anteproyecto presentado cuyo objetivo es regenerar la calle Barrena y la zona Urkizu-Barrena. Aun así, el Ayuntamiento ha recibido una subvención cercana a los 5 millones de Euros por parte de la Viceconsejería de Planificación Territorial y Agenda Urbana del Gobierno Vasco. Una apuesta importante para generar nuevos y variados espacios públicos y alineándose con los ejes estratégicos de los planes territoriales y municipales de ordenación urbana.

El derribo parcial salva el edificio original del recinto. El plazo de adjudicación para el derribo parcial es de 10 semanas, y el plazo de ejecución para el proyecto en su conjunto se espera que sea para diciembre de 2025.

La actuación contempla la rehabilitación del edificio de viviendas de 1938 y el derribo de las ampliaciones laterales posteriores de la empresa, manteniendo la configuración original del edificio. Ello permitirá ensanchar la acera, crear una nueva zona de aparcamiento que venga a compensar los que haya que eliminar en la ejecución  de la obra además de, tal y como se ha indicado, dotar al conjunto de espacios multifuncionales y zonas de recreo y esparcimiento, tanto en la propia calle Barrena como en la cubierta del edificio.

El edificio principal, que recuperará así protagonismo volviendo a su estado original, ofrecerá esencialmente espacios para actividades económicas y socio- culturales. A día de hoy, se está trabajando precisamente para dotar de contenido a estos espacios.

Con el derribo parcial, logrará la creación de un nuevo aparcamiento que absorberá los automóviles que actualmente se estacionan en la calle Barrena frente al edificio, permitiendo la ampliación de la acera. El extremo oeste en su contra, acogerá una amplia zona de estancia, moderna y atractiva con un diseño y configuración modernos, antesala de la entrada al propio edificio y de acceso a la cubierta. Además, se creará una zona de esparcimiento que prevé disponga de equipamientos deportivos y de entretenimiento para los jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.